¿Por qué estás haciendo lo que estás haciendo?

Cuando al emprender, te desvías del camino

¿Por qué estás haciendo lo que estás haciendo?

Emprender y mantener la mente fría en todo momento, es quizá, el mayor reto al que debemos enfrentarnos.

O dicho de otra forma, cuando pierdes el norte. Si estás en el mundo emprendedor, sabes de qué te estoy hablando, porque te habrá pasado más de una vez. Si no lo estás, déjame que te cuente que ésto no es tan cool como parece.

El camino hacia el emprendimiento

Corría el año 2007, quizá 2006 y estaba entusiasmada. Comenzaba a trabajar en una gran empresa. Casualidades de la vida, mientras estudiaba la carrera, vi una oferta de empleo para esta misma empresa, y me dije: un día tú estarás ahí trabajando. Y así fue. Años más tarde, salió la oportunidad y la cogí sin pensármelo dos veces. Estaba tan feliz, tan contenta…

Pronto mi felicidad y mi entusiasmo se fueron al garete. Aquello no era lo que verdaderamente quería. Me sentía engañada. Como supongo que se sintieron los buscadores de oro que lo dejaron todo para encontrar el metal preciado, y cuando llegaron, no había más que pobreza y violencia. En mi caso no había ni pobreza, ni violencia, pero sí mucha decepción. El mundo que me habían pintado tan bonito después de estudiar la carrera, no era tan bonito. De hecho, para mí, tenía muy poco de bonito.

Bien, me encontré en un punto en el que sabía qué no quería hacer, pero no sabía qué quería hacer… Esto es un problema. Aunque había avanzado algo. Al menos ya sabía dónde no quería volver. Me tiré como dos o tres años vagando por la vida, de un trabajo a otro, sin saber muy bien cuál era mi sitio. Fueron años difíciles. De mucho vacío y muchos miedos.

Llegó un día que lo vi claro. Yo sólo, porque a mi alrededor, nadie veía claro lo que pretendía hacer. Quería ser profesora, me encantaba enseñar. Como nadie me dio la oportunidad (desde aquí, mis más sinceras gracias a todos), me monté por mi cuenta y comencé a dar clase. Comencé a hacer mi propio camino en esto del emprendimiento. Con mucho miedo, con muchos detractores, pero con muchas ganas y con una fe ciega en lo que quería hacer.

Mis principios para emprender

¿Por qué te cuento ésto?, porque son los principios que me movieron a emprender. Y que te detallo aquí, para ahorrarte tiempo:

  • Disfrutar de la vida, de las pequeñas cosas y de las grandes también
  • Trabajar contenta, en algo que me gustase
  • Pasar mucho, mucho tiempo con mi familia
  • Criar a mis hijas
¿Por qué estás haciendo lo que estás haciendo?

Bien, pues te cuento ésto, porque me he dado cuenta de que he perdido el norte. Me he centrado tanto en hacer crecer mi negocio, que me he olvidado de los motivos por los que lo creé. He pasado mucho tiempo luchando por hacerme un hueco en el mercado. Por encontrar mi sitio aquí también. Y ese tiempo era necesario. Pero es momento de parar. Es momento de levantar el pie del acelerador y disfrutar del proceso. Disfrutar del camino.

De qué va la vida

¿Qué más da si mi negocio crece más que el año anterior? Sí, lo sé. Es lo que dice la teoría. Las empresas quieren maximizar sus beneficios. Pero se olvidan de maximizar la utilidad de los empresarios. Si no sabes de qué te estoy hablando, déjame que te explique que en economía, llamamos utilidad al bienestar. Generalmente, medido para el caso de los consumidores, pero déjenme en este caso, que lo use para el bienestar en general de todas las personas.

Quizá la vida no vaya de generar beneficios continuamente. Quizá no vaya de ser máquinas de ser dinero. Quizá sea una tía rara que le guste ir a contracorriente. O quizá sea una más del montón, que sólo quiere disfrutar del proceso.

Y tú, ¿qué opinas?, ¿de qué crees que va la vida?

Si te ha servido, ayúdame a llegar a más gente...

Share on telegram
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on pocket

Para que tengas la mejor experiencia cada vez que me visites, utilizo "galletitas informáticas" Continúa con la lectura y optimiza tu negocio, tu ordenador ya hace el resto por ti y da tu consentimiento para aceptar las cookies y de mi política de cookies. Puedes hacer click en el enlace para saber más..plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Curso Gratuito de Precios

¿Quieres ahondar en tu relación con el dinero?

déjame que te cuente una historia...

Ana trabajaba duro.

Ella sabía que sola podría conseguirlo, pero a veces necesitaba ayuda. En esos casos, le pedía dinero a su familia. Pero esto no le gustaba nada.

Sigue la historia de Ana, Carlos y Lucía para entender cómo nos relacionamos con el dinero, y por qué las emociones son tan importantes en las decisiones financieras

Historias inspiradoras sobre emprendimiento, fiscalidad y finanzas