Curso de Organización de finanzas personales

¿Cuántas veces has intentado organizar tus finanzas sin éxito?. Sinceramente, yo muchas. Una veces por dejadez y otras porque no encontraba un sistema adaptado a mis necesidades.

Cuando el sistema me daba mucha información, resultaba costos de mantener, y cuando era sencillo y rápido, daba poca información y hacía aumentar el gasto.

Afortunadamente, di con un sistema que me funciona a la perfección y que quiero compartir hoy contigo en este curso sobre cómo organizar tus finanzas personales.

Lección 1 – Registro de gastos

En primer lugar, debemos entender la necesidad de tener este control, de lo contrario, podemos llegar a gastar más de la cuenta.

Para mí, hay tres motivos principales por los que se hace necesario llevar un control de tu dinero, y te detallo aquí:

  • Los números en la cabeza se desvirtúan
  • Control de finanzas antes de hacer un gasto fuera de presupuesto
  • Movimientos entre categorías en caso de imprevistos

Parece que tienes el control de el dinero que hay en tus cuentas, pero no es así. Quizá se te haya olvidado un cargo y has gastado pensando que había más saldo en tu cuenta, o hayas gastado más de la cuenta, porque te has dejado llevar por el efecto “rebajas”.

Por eso, las decisiones financieras deben estar tomadas en función de unos datos coherentes, actualizados y siempre a mano.

Vamos con la primera clase:

Como has visto en el vídeo, existen 4 aspectos importantes a la hora de elegir un buen sistema de control de finanzas. Sin él, es posible que fracases en el intento de saber en qué se está yendo tu dinero.

Vamos a pasar a la segunda clase, para ver cuál es el sistema que yo uso, y por qué lo recomiendo:

Lección 2 – Herramienta para llevar un registro

Después de probar muchos métodos de llevar un control de mis gastos e ingresos, me quedo con Spendee. Es sin duda el más sencillo y con el que puedes tomar mejores decisiones.

Por supuesto, no es todo bueno lo que tiene. Hay alguna cosilla que yo mejoraría, pero eso lo veremos en la tercera clase.

Ahora vamos a tratar de entender esta herramienta, que, aunque es de pago, es muy asequible y nos hará la vida mucho más sencilla.

Ya habéis visto que es una aplicación bonita, y muy sencilla de usar. En dos o tres transacciones que hayas metido, ya te haces a su interfaz.

Además, el uso de colores, hace que sea muy visual, y la toma de decisiones se haga de forma más rápida.

Todavía que dan algunas cosas para poner Spendee a punto, y las veremos en la tercera clase.

Lección 3 – Herramientas alternativas

En esta tercera lección, terminaremos de ver el uso de Spendee, y hablaré de otras aplicaciones que he probado. A mí me gustan menos, pero para los gustos, los colores.

Estas son el clásico Excel, YNAB y Money Wiz. Así que vamos, con el vídeo, para ver cómo son estas herramientas y cuál es el motivo por el que yo las he desechado.

Bueno, pues ya conoces varios motivos por los que debes llevar un control de finanzas. Además, tienes 4 herramientas que te pueden ayudar, y una de ellas la hemos visto en profundidad, así que sólo tienes que ponerte manos a la obra.

Un control constante y sencillo hará que tus finanzas luzcan mucho mejor que antes.

Y si todavía quieres más. Si esto de la organización del dinero te ha abierto el apetito sobre saber más de finanzas, te recomiendo mi curso gratuito de precios.

Si te ha servido, ayúdame a llegar a más gente...

Share on telegram
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on pocket

Para que tengas la mejor experiencia cada vez que me visites, utilizo "galletitas informáticas" Continúa con la lectura y optimiza tu negocio, tu ordenador ya hace el resto por ti y da tu consentimiento para aceptar las cookies y de mi política de cookies. Puedes hacer click en el enlace para saber más..plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Curso Gratuito de Precios

¿Quieres ahondar en tu relación con el dinero?

déjame que te cuente una historia...

Ana trabajaba duro.

Ella sabía que sola podría conseguirlo, pero a veces necesitaba ayuda. En esos casos, le pedía dinero a su familia. Pero esto no le gustaba nada.

Sigue la historia de Ana, Carlos y Lucía para entender cómo nos relacionamos con el dinero, y por qué las emociones son tan importantes en las decisiones financieras

Historias inspiradoras sobre emprendimiento, fiscalidad y finanzas