Inbound marketing es el rey

Dicen que el contenido es el rey y yo lo confirmo

Siempre nos dicen que debemos crear contenido de valor. Y lo hacen añadiendo una frase muy sonada: el contenido es el rey. Después de más de 2 años en el mundo online, confirmo que esto es cierto.

De hecho, la primera recomendación que hago en mis sesiones de consultoría, o cuando alguien me dice que va a comenzar un negocio online, es “crea contenido”. Reconozco, que al principio me costaba mucho. Te número a continuación las dificultades con las que me encontraba, por si te ves reflejado:

  • Miedo a quedarme sin temas de los que hablar
  • Miedo a dar demasiada información
  • No sabía sobre que hablar exactamente
  • Tenía falta de organización y no era constante
  • Me costaba muchísimo tiempo redactar un post

Dicho esto, voy a tratar de explicarte como he conseguido solucionar cada una de las dificultades que te he enumerado anteriormente.

Miedo a quedarme sin temas de los que hablar

Creo que esta es una constante en todas las personas que comienzan un blog. Y te mentiría, si en algún momento me he quedado en blanco pensando en que voy a contar hoy. Pero existen algunos trucos que uso generalmente, y que me han permitido llegar, a día de hoy a publicar 103 episodios de un podcast.

Inbound marketing es el rey
  • Hablar con mucha gente sobre el tema que quieres tratar: esto me ha ayudado a darme cuenta del nivel que tiene en general la gente, y por tanto que puedo y que no puedo contar. O mejor, generar contenido por niveles. Aquí, concretamente lo que me ocurría, era que pensaba que había cosas demasiado obvia, pero realmente no lo son. No pienses que todo el mundo sabe lo mismo que tú.
  • Hablar mucho sobre el detalle: en muchas ocasiones nos centramos en hablarte una cosa general, y la damos por tratada. Pero, es conveniente hablar o centrarte en esas cosas más pequeñas. Conseguir a sacar muchos temas desde este punto de vista.

Miedo a dar demasiada información

Creo, que este también es uno de los grandes miedos cuando empiezas a generar contenido, y lo quieres monetizar. Si es así, lo lógico es que quieras crear cursos o algún tipo de monetización de lo que estás contando en tu blog. Idea y este miedo a crear o a dar mucha información, y por lo tanto que darte sin clientes.

Es posible, que mucha gente pasa por tu blog, consiga la información que necesita, y se vayan sin realizar ninguna venta. De hecho, esto será lo que ocurra en la gran mayoría de las veces. Pero ten en cuenta una cosa:  lo que puedas contar en un artículo de 300 o 400 palabras, no va a ser ni mucho menos lo que puedas contar en un curso o en un eBook por ejemplo. Y aquí, viene un dato importante, necesitas centrarte en la gente que sí necesita esa información ampliada. La gente que únicamente necesite consultar, no es tu cliente, en cambio sí puede llegar a ser tu embajador.

No sabía sobre que hablar exactamente

Soy sincera, este es un miedo que he tenido hasta hace bien poco. Sabía que quería dedicarme a la economía, relacionada con el pequeño negocio. Pero muchas veces tenía miedo de caer en el discurso típico, y otras veces, tenía miedo de ser demasiado técnica. La verdad, es que aquí la solución está en lo que demande tu comunidad. Y por tanto, debemos tener una, o generarla.

Si todavía no tienes esta comunidad, ponte a crear contenido. Poco a poco irá consiguiendo gente a la que le guste lo que escribes, y ellos mismos te irán demandando temas sobre los que quieren que hables.

Tenía falta de organización y no era constante

Si te estás planteando seriamente llevar un blog, o crear contenido de valor y monetizarlo, necesitas un calendario editorial. La verdad, es que hasta que no lo he hecho en mi propio negocio, no he empezado a ver resultados, o si los veía, estaba continuamente agobiada por la creación de contenido.

Ha sido en el momento de organizarme bien, y programar todos los contenidos, cuando he empezado a ver resultados muy interesantes. ¡Ojo!, no quiero venderte la moto de que esto sea fácil, ni muchísimo menos rápido. Es una carrera de fondo y debes tener muchas, muchas ganas de ganarla.

Lo de los aspectos muy importantes que han hecho que empiece a ver resultados con la generación de contenido, ha sido ser constante. Digamos, que ha sido el gran cambio en mi estrategia. La forma que tienen de verte tus compañeros de sector, o incluso tus clientes, cambia totalmente. Imagínate tú mismo como consumidor: ¿qué pensarías de una persona que promete publicar cada X tiempo y finalmente no lo hace?. Ten en cuenta, que es tu carta de presentación.

Me costaba muchísimo tiempo redactar un post

La verdad, es que este es uno de esos puntos que se consigue mejorar con la práctica. Cuantos más haces, más rápidos te van a salir, y más fácilmente surgirán las ideas.

Aunque, no quiero dejarte así, por lo tanto te voy a dar algunos consejos:

  • Una estructura para seguirla siempre y que sea más fácil  redactar el contenido
  • Puedes usar herramientas de dictado de voz para escribir mucho más rápido
  • Escribe, da igual como surja, todos tenemos un pasado, y tú también podrás mejorar con el tiempo.

Bueno, hasta aquí y reflexiones acerca de el contenido de valor. Espero que te sirvan. Si es así, estaré encantada de leer tus resultados en los comentarios.

Si te ha servido, ayúdame a llegar a más gente...

Share on telegram
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on pocket

Para que tengas la mejor experiencia cada vez que me visites, utilizo "galletitas informáticas" Continúa con la lectura y optimiza tu negocio, tu ordenador ya hace el resto por ti y da tu consentimiento para aceptar las cookies y de mi política de cookies. Puedes hacer click en el enlace para saber más..plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Curso Gratuito de Precios

¿Quieres ahondar en tu relación con el dinero?

déjame que te cuente una historia...

Ana trabajaba duro.

Ella sabía que sola podría conseguirlo, pero a veces necesitaba ayuda. En esos casos, le pedía dinero a su familia. Pero esto no le gustaba nada.

Sigue la historia de Ana, Carlos y Lucía para entender cómo nos relacionamos con el dinero, y por qué las emociones son tan importantes en las decisiones financieras

Historias inspiradoras sobre emprendimiento, fiscalidad y finanzas