octubre 18, 2021

7 trucos para ahorrar

Todos tenemos claro que es importante ahorrar, pero ¿cómo empezar a hacerlo?, en este post te cuento 7 trucos para ahorrar en la compra semanal.

Puedes leer este post, o pasarte por mi canal de YouTube y ver el vídeo que lo acompaña y en el que cuento los trucos que uso para ahorrar dinero en comida.

Truco 1: Compra por internet

Los softwares que usan las tiendas para hacer la compra están pensados, no sólo para conseguir que aumentes el gasto medio, sino para que no se te olvide nada. Esto que, en un principio, puede parecer una ventaja sólo para el comercio, también lo puede ser para nosotros.

En muchas ocasiones, cuando empiezas a hacer la compra, te indican una lista con las cosas que compras habitualmente, de esta forma, no tienes que andar buscando los productos, y esto hará que disminuyan las posibilidades de gastar más.

Si donde tú compras no aparece esta opción, te recomiendo que hagas uso del buscador y vayas introduciendo los elementos que necesites. Para esto, debes tener una lista de la compra, así evitarás ir buscando por secciones.

Y es que es, precisamente esto de ir buscando entre las secciones lo que evitar que puedas ahorrar dinero en el día a día. Es como ir a hacer la compra físicamente, ver otros productos que no tenías en mente, en tu lista de la compra, hace que haya más posibilidades de que acaben en tu carrito. Así que, vamos a intentar evitarlo en la medida de lo posible.

Truco 2: Compra marcas blancas

No seré yo la que les quite importancia a las marcas, pues mi lema muchas veces es “lo barato sale caro”, pero es cierto, que las marcas blancas tienen mala prensa, y quizá deberíamos darles una oportunidad.

Es más, en muchas ocasiones, las marcas blancas de los grandes supermercados están fabricadas por las mismas empresas que crean las otras marcas, pero no llegan a poner sus colores corporativos.

Así pues, otra forma de ahorrar es evitar comprar marcas cuando sabes que la marca blanca hace perfectamente su función, y, además, te ayuda a ahorrar.

Truco 3: Mira los precios por unidad

La forma en que los precios están puestos en un supermercado es confusa. Puedes encontrar, por ejemplo, dos botellas de gazpacho, una que cueste 1,57€ y otra que cueste 2,35€. A simple vista, parece que la primera será más barata, y, por lo tanto, la tentación es cogerla, pero si comparamos los precios por litros, en este caso, podemos llevarnos una sorpresa.

Siguiendo con el ejemplo, supongamos que la primera botella, la que parece más barata en un principio, sólo trae tres cuartos de litro, es decir, 0,75litros. Y la segunda, trae 2 litros. En ese caso, bastaría con dividir el precio entre el número de litros para saber cuánto nos cuesta un sólo litro.

Para el primer caso, el precio por litro es de 2,1€ y para el segundo 1,2€ el litro. Es decir, hay casi una diferencia de 1€ por litro.

Ahora bien, la pregunta que debes hacerte es: ¿para qué necesito este producto? Si quieres el gazpacho porque estás en plena calle con 40º a la sombra y no vas a volver a casa hasta dentro de 6 o 7 horas, quizá comprar dos litros es mucho más de lo que vas a beber y acabarás tirando la botella sin acabar. En ese caso, te saldría más barato comprar la opción que en principio salía cara.

Si, por el contrario, es para consumo casero, y vas a ir directamente del supermercado a tu nevera, te recomiendo que cojas la segunda opción, ya que si no lo terminas hoy, lo harás mañana, y el litro te habrá salido mucho más barato.

Truco 4: Planea tus menús semanales

¿Conoces esa sensación de ir a nevera y pensar que no hay comida?, estoy segura de que sí. Esto suele ocurrir cada vez más porque nos hemos acostumbrado a tener la comida de forma inmediata, o bien porque es sacar del envoltorio y calentar en el microondas, o bien porque se puede consumir directamente.

En cambio, la mayoría de las casas están llenas de comida, que sí, requieren un poco más de tiempo a la hora de elaborar, pero evitan tirar de estas comidas que encarecen la compra semanal.

Si quieres ampliar la información sobre cómo elaborar menús semanales que te ayuden a ahorrar, te recomiendo que te apuntes a mi escuela de finanzas, Cultura Económica, donde tengo un curso, con una herramienta, que te ayudará a hacer menús fácilmente.

Truco 5: Hazlo en casa en lugar de comprarlo

Seguimos con los trucos para ahorrar, y en este caso vamos con una que dar un poquito de pereza, lo sé, soy la primera, pero merece mucho la pena en algunas ocasiones.

Se trata de hacer en casa en lugar de comprarlo hecho. Vale, reconozco que algunas cosas, aunque pagues un poquito más, te van a ahorrar tiempo, y, por lo tanto, no merece mucho la pena, pero en otras ocasiones, la diferencia es notable.

Por ejemplo, con las pizzas. Hacer una pizza casera te va a llevar unos 30 o 50 céntimos si me apuras. Y no sólo eso, sino que será mucho más sana.

Lo que yo hago es hacer mucha masa y congelar en pequeñas porciones, así los viernes, que es nuestro día de pizza, sólo hay que descongelar la masa y echar los ingredientes, que siempre solemos tener en casa, así evitamos comprar comidas de un sólo uso. Estas son comidas que sólo compras para una receta y nunca más vuelves a usar.

Truco 6: Sólo una persona para hacer la compra

Otra de las cosas que me ayuda a ahorrar cada semana en la compra en alimentación es ir sólo yo. Cuando lo hago con mis hijas o mi marido no llego a los objetivos que me había planteado.

Por cierto, por aquí puedes ver cómo me organizo yo la compra semanal para ahorrar casi hasta un 50%.

Ir a comprar en compañía siempre hará que gastes más, ya que son más ojos expuestos a un montón de impulsos de compra. O tienes las cosas claras, o vas con prisa, o seguro que cae algo con lo que no contabas.

De la misma forma que debe ir una sola persona, es aconsejable ir a un sólo sitio. Cuantas más veces vayas a comprar, más posibilidades tienes de comprar algo que no necesitas, o algo de lo que podrías prescindir en un principio, ya que puedes sustituir por otro ingrediente, o realmente no necesitas.

Truco 7: Destina una pequeña cantidad a compras impulsivas

Seamos sinceros. Apretarse el cinturón sólo tiene su efecto durante un tiempo, y no muy elevado de tiempo. Por eso, sólo lo debemos hacer en momento puntuales. Cuando la necesidad es muy grande. En el resto de los meses, recomiendo siempre asignar una pequeña cantidad a compras compulsivas, para evitar sentirnos mal, ni llegar con mucha ansiedad al momento en que tengamos más presupuesto, y por lo tanto gastarnos más de lo que debemos.

Más trucos para ahorrar

Bueno, pues estos son los 7 trucos que más me gustan para ahorrar dinero en casa. ¿Te ha faltado alguno, o te gustaría que hiciese un recopilatorio de otros trucos para ahorrar en otra cosa de tus finanzas personales? Déjamelo en los comentarios.

Valora este contenido (me ayudarás a mejorar los próximos posts)

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>