¿Qué ocurre si no pongo todos mis datos en una factura?

¿Es necesario incluir todos los datos en la factura?

¿Qué ocurre si no pongo todos mis datos en una factura?

El otro día, mientras revisaba las facturas del mes de un cliente, vi que en sus facturas no incluía todos los datos del domicilio. Hoy te quiero explicar por qué es importante hacerlo y qué puede pasar si no los incluimos.

¿Qué debemos incluir en las facturas?

Hacienda nos obliga a incorporar una serie de datos en las facturas, que harán que este documento tenga carácter de factura y podamos considerarlo oficial.

Hoy no me quiero centrar en todos los elementos que deben incorporar, porque lo puedes ver en la página de Hacienda. Pero sí, enseñarte una parte importante que siempre debes incluir de forma correcta: el domicilio fiscal y la denominación social.

Denominación Social

La denominación social se refiere a cómo te llamas ante Hacienda. Si eres autónomo, tu denominación social será tu nombre, tal cual lo pone en el DNI. En cambio, si eres una empresa (Sociedad Limitada), tendrás que poner el nombre que estableciste cuando la diste de alta. Con las siglas S.L., S.R.L. o S.L.U., según sea tu caso.

Domicilio Fiscal

En este caso, debes incluir la calle, con el número y todos los detalles del domicilio donde se supone que se desarrolla tu actividad. Por supuesto, también población y provincia.

¿Qué ocurre?, que antes casi nadie trabajaba en casa, por lo tanto, poner en las facturas la dirección de un local, no era problema.

Ahora como la mayoría trabajamos en casa, nos da más reparo dar a nuestros clientes los datos de nuestra vivienda. Pero tenemos que hacerlo, y además, debe ser una dirección completa.

Por ejemplo, si vivimos en la siguiente dirección:

Calle Sol, 5 8 D

CP: 28001 Madrid

Estamos detallando el piso y la puerta. No sólo el portal. Y es así como deberíamos hacerlo. Pero ninguna factura será oficial si aparece la siguiente dirección:

Escribe correctamente todos los datos de tus facturas

Calle Sol, 5

CP: 28001 Madrid

En este caso, estaría incompleta, y nuestra factura no sería un documento válido.

¿Por qué debemos incluir todos los datos en las facturas?

Las facturas son un documento oficial. Sí, es cierto que no las creamos con papel timbrado ni nada por el estilo. Y de hecho, tengo algunos clientes que las crean con Canva. Pero es cierto, que en el momento de presentarlas ante nuestro cliente, se convierten en el comprobante de la transacción económica, por lo tanto, es el comprobante oficial.

Si es erróneo, podemos tener problemas en el futuro.

¿Qué ocurre si no incluyo todos los datos en las facturas?

Imagina que debes demostrar que tu cliente no te pagó, pero que tú sí le ofreciste el servicio o el producto. En ese caso, el documento probatorio será la factura (supongo que habría que aportar muchos más, pero la factura sería uno de ellos).

Si está incompleta, el juez podría desestimar la acusación y nos quedamos sin la posibilidad de cobrar ese dinero que nos pertenece.

¿Qué puedo hacer si no quiero poner mi casa en mis facturas?

Como decía antes, ahora que la mayoría de emprendedores online trabajamos desde casa, da más reparo poner los datos de tu vivienda. Nunca sabes dónde pueden llegar, ¿verdad?

Existen algunas soluciones para este caso. Hacienda permite poner por ejemplo un coworking como domicilio fiscal, y por supuesto, un local.

Conclusiones

Cerciórate de incluir en tus facturas toda la información que le proporcionaste a Hacienda en su día al darte de alta.

Recuerda que las facturas son documentos oficiales, y tú eres el primer interesado en que estén correctas.

¿Necesitas un gestor especializado en el mundo online?

Tengo un negocio online y entiendo perfectamente los términos y cómo funcionan las cosas en el mundo online. Por eso, te puedo ayudar con tus impuestos.

Te entiendo, yo también tengo un negocio online.
  • Fiscalidad para autónomos
  • Presentación de impuestos
  • Recepción de notificaciones
  • Contacto permanente
  • Análisis económico de tu negocio

Si te ha servido, ayúdame a llegar a más gente...

Share on telegram
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email
Share on pocket

Para que tengas la mejor experiencia cada vez que me visites, utilizo "galletitas informáticas" Continúa con la lectura y optimiza tu negocio, tu ordenador ya hace el resto por ti y da tu consentimiento para aceptar las cookies y de mi política de cookies. Puedes hacer click en el enlace para saber más..plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Curso Gratuito de Precios

¿Quieres ahondar en tu relación con el dinero?

déjame que te cuente una historia...

Ana trabajaba duro.

Ella sabía que sola podría conseguirlo, pero a veces necesitaba ayuda. En esos casos, le pedía dinero a su familia. Pero esto no le gustaba nada.

Sigue la historia de Ana, Carlos y Lucía para entender cómo nos relacionamos con el dinero, y por qué las emociones son tan importantes en las decisiones financieras

Historias inspiradoras sobre emprendimiento, fiscalidad y finanzas