septiembre 16, 2019

Si usas Stripe, habrás recibido varios mensajes en los últimos meses, en los que nos hablaban sobre estas siglas. Supongo que también habrán hecho lo propio en PayPal, pero como no lo uso, no puedo decirlo con seguridad.

El caso es que ha surgido una nueva normativa europea que deben cumplir los negocios que cobran a través de una página web. Veamos en qué consiste:

¿Qué debemos tener en cuenta al cobrar en internet?

Debemos verificar que nuestro sistema de cobros está actualizado con la nueva normativa. Ya te comentaba que Stripe lo está y PayPal también, según especifican en su página web.

Y si utilizamos algún plugin tipo Restric Content Pro, Gravity Forms o Easy Digital Downloads o WooCommerce, podemos verificarlo en la pasarela de pagos que usemos (PayPal o Stripe). Lo lógico es que a estas alturas ya estén todos actualizados y al día con la normativa.

Algo inherente al consumidor
Algo que el consumidor posee
Algo que el consumidor sabe

¿En qué consiste este cambio?

La idea es que los pagos en internet sean más seguros. En este sentido, se ha pensado en que el consumidor verifique de dos formas distintas que quiere realizar esta compra.

Estoy segura de que esto no es nuevo para ti. Si ya has realizado alguna compra en internet, habrás visto que en algunos casos al meter los datos de la tarjeta, te envían un mensaje al móvil con un código que luego tendrás que dar, para poder validar la transacción.

Por aquí van los tiros. En este sentido, los cambios vienen en la verificación en el segundo paso. Es decir, por un lado, meteremos la numeración de la tarjeta, y después, una de las siguientes opciones:

  • Algo que el consumidor posee: por ejemplo, como comentaba antes, un código que te llega a tu móvil, una tarjeta de coordenadas, etc..
  • Algo que el consumidor sabe: una contraseña que valide las compras.
  • Algo inherente al consumidor: la huella dactilar, el iris, etc…

Nosotros no elegiremos qué opción tendrán nuestros clientes, sino que depende de los bancos.

¿Qué ocurre si no lo cumplimos?

Bueno, pues en este caso, a diferencia de lo que ocurrió con la RGPD, no pasa nada a nivel legal. Es decir, no correremos el riesgo de que nos pongan una multa o sanción.

Pero quizá, la consecuencia, sea mucho más grave. Es decir, si no cumplimos con esta nueva normativa, puede ser que el banco de nuestros clientes rechace los pagos, y no lleguemos a cobrar nada. ¿Cómo lo ves?, grave, ¿verdad?.

Aunque, como ya indicaba al principio, no depende tanto de nosotros, como de los plugins y herramientas de cobro que usemos. En este sentido, basta con elegir buenas herramientas y que estén activas en el mercado.

Pagos con tarjeta – Cómo hacerlo sin página web
Solución de problemas con el checkout de Stripe – No aparece la opción de copiar código

nuriahidalgo

Sobre el autor

Asesora Financiera de Negocios Online.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>