diciembre 18, 2020

Errores que cometes al organizar tus finanzas

Es posible que ya seas consciente de la importancia de organizar tus finanzas, pero del conocimiento a la práctica, quizá hay un abismo.

Por eso, hoy comparto contigo, 5 errores que quizá estás cometiendo cuando intentas organizar tus finanzas.

Ponte objetivos alcanzables

Si vienes de la desorganización total, es posible que te estés poniendo objetivos demasiado lejos de tu situación actual. Intenta poner objetivos que se consigan más fácilmente.

Cuando despertamos financieramente, bueno y cuando lo hacemos con cualquier otra cosa, tendemos a querer ver resultados en seguida. En realidad es algo lógico, ya que de lo contrario, podemos frustrarnos y perder el interés inicial.

Bien, para no llegar a este punto, debemos conocernos antes. Hacernos las siguientes preguntas:

  • Desde qué punto parto
  • Cuáles han sido mis hitos financieros en los últimos años
  • Qué es lo primero que me viene a la cabeza cuando pienso en dinero
  • Qué educación financiera he recibido en mi casa

Esto es importante, ya que si sabemos de dónde partimos, será más fácil ponernos un objetivo que podamos conseguir. Además, conoceremos los posibles problemas que vamos a tener a la hora de intentar organizar nuestras finanzas.

Por ejemplo, una persona con patrón ahorrador, siempre tenderá a evitar el gasto y esto aunque en principio puede sonar muy bien, puede tener también consecuencias.

O por el contrario, una persona con patrón consumista, se boicoteará continuamente para evitar llevar a cabo su objetivo financiero.

Debes tener varias cuentas bancarias

Generalmente tenemos una única cuenta, donde guardamos todo el dinero. Quizá dos, pero ¿y si tenemos 5 o 6 cuentas?, de esta forma, podremos usarlas como sobrecitos, o pequeños grupos de dinero y será mucho más sencillo controlar tanto el gasto como el ahorro.

Voy por partes.

Controlar el gasto

Una buena idea, es tener cuentas de gastos. Por ejemplo, una cuenta para los gastos habituales de la casa, o del negocio. Los que sean más comunes. En otras cuentas, podemos guardar el ahorro a corto plazo, en otra el ahorro a medio y en otra el ahorro a largo.

Incluso, yo tengo una cuenta en la que está el dinero para las vacaciones. Y cuando nos vamos en verano, tiramos sólo de esa cuenta. Sabemos exactamente el dinero que tenemos para disfrutar, y además, no comprometemos el del mes. ¡No te imaginas la cantidad de dinero que ahorro en agosto con este sistema!

La buena noticia es que ahora muchos bancos no te cobran comisiones. Yo trabajo con alguno de ellos. Si te gustaría que escribiese un post sobre el tema de los bancos, déjamelo saber en comentarios.

Para ahorrar hace falta tener mucho dinero

Realmente cada persona debe establecer cuánto hay que ahorrar cada mes. Y esto dependerá de algunos factores:

  • Tus ingresos mensuales
  • Tus responsabilidades financieras
  • Tu patrón de consumo
  • Tu organización

Si no has ahorrado nunca, y vas completamente al día, te recomiendo que empieces por una cantidad baja. Algo que seas capaz de ahorrar sin mucho esfuerzo.

Ojo, que digo sin mucho esfuerzo, ya que si tienes un patrón consumista, siempre será un esfuerzo ahorrar para ti. En cambio, estoy segura de que puedes hacer un estudio de los gastos que tienes cada mes, y encontrar alguno del que puedas prescindir.

Piensa que el ahorro es un consumo futuro. Eso de ahorrar y dejarlo en la cuenta bancaria por los anales, no tiene ningún sentido, ya que por el efecto de la inflación, perderá valor.

Además, si te planteas el ahorro como un disfrute que está por llegar, te costará mucho menos.

Un truco, es que automatices las transferencias nada más cobrar. De esta forma, te acostumbrarás a manejar el dinero que queda después del ahorro y siempre conseguirás tu objetivo.

Por último, no me gustaría decirte que es conveniente ahorrar un tanto por ciento en concreto, ya que depende de las finanzas de cada uno. Hablo más sobre los errores que se ponen al interpretar los tantos por ciento, en mi podcast.

Querer empezar con una súper organización cuando no lo has hecho nunca

Seamos sinceros. Nunca has conseguido pasar del primer mes en la organización financiera y ahora te quieres montar el mega Excel. No, esto no funciona así.

Excel es una herramienta muy versátil, pero además de que tiene una curva de aprendizaje complicada, hay que nutrir los paneles de control que hagamos de forma manual, o gastarnos un pastizal en alguna herramienta que lo haga por nosotros.

En este caso, lo mejor es optar por alguna aplicación sencilla, bonita e intuitiva que haga la mayor parte del trabajo por nosotros. Conseguiremos mayor agilidad en la organización financiera, y lo que es mejor, podremos sacar conclusiones sin mucho esfuerzo.

En este sentido, te recomiendo que eches un vistazo a mi Curso Gratuito de Finanzas, donde te hablo de la herramienta que yo uso habitualmente.

Creer que podrás tomar decisiones siempre con la mente fría

Esto es lo ideal, pero no siempre va a pasar. Quizá con una inversión a largo plazo, seas capaz de mantener el tipo, pero con las finanzas del día a día, te va a costar más.

Ni siquiera horas de meditación y alta consciencia, te ayudarán a dejarte llevar en algún momento por las emociones.

Y no pasa nada, está bien. Desde las emociones vivimos. Y es desde ahí desde donde tomaremos muchas de las decisiones del día a día.

Ahora bien, si somos capaces de observar esas emociones y ser conscientes de que estamos gastando o estamos ahorrando guiados por una emoción, será mucho mejor. Nos dejaremos disfrutar del gasto, o no usaremos el ahorro como un castigo.

Por lo tanto, a partir de ahora, es conveniente observarnos en cada transacción que hagamos en el día a día. Habrá veces que lo consigamos y otras que no. Lo importante es no cejar en el objetivo: conocernos mejor, para tener una mejor relación con el dinero.

Una buena forma de comenzar a observarnos es gracias a la meditación. A ponernos en la posición del observador y, simplemente, contemplar cómo hacemos las cosas. Así que de deberes, te propongo que empieces a incorporar la meditación en tu vida 🙂

Si quieres, puedes empezar a hacerlo con mi Taller de Mudras.

Valora este contenido (me ayudarás a mejorar los próximos posts)

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>