septiembre 27, 2021

Cómo hacer un presupuesto mensual

Enfrentarse por primera vez a una hoja en blanco para organizar tus finanzas puede ser frustrante. ¿Por dónde empiezo?, ¿qué pongo?, ¿y si finalmente no gasto esta cantidad y necesito más?, vamos a ver cómo hacer un presupuesto mensual paso a paso.

En este post vamos a ver cómo llevar un presupuesto mensual desde cero. Cuáles son los pasos que debes seguir, y qué ocurre si no te ajustas a lo que habías pensado.

Por dónde empezar a hacer tu presupuesto mensual

Lo primero que debes tener en cuenta es la cantidad que tienes disponible para gastar. Este es tu punto de partida. Y tal y como explico en este vídeo sobre cómo creo mi presupuesto personal, no tiene por qué ser la cantidad de dinero que ganas, sino la que quieres destinar a tu economía, sea la que sea la que vayas a presupuestar.

Antes de seguir, déjame que aclare algo. Hacer un presupuesto vale para cualquier economía, ya sea una economía nacional, local, personal o de un negocio. En todos los casos, se hace de la misma forma. En este ejemplo, vas a ver cómo lo hago yo con mis finanzas personales.

Ahora que tenemos esto claro, y que ya sabes cuánto dinero dispones, es momento de ver qué vamos a hacer con él. Antes de pasar a la siguiente parte del proceso, debes tener en cuenta que este dinero debes gastarlo completamente. Es decir, debes asignar cada euro a una categoría.

¿Y si luego cambio de opinión y no gasto ese dinero en esa categoría?, no pasa nada, es normal hacer cambios a lo largo del mes, y esto lo veremos en la parte en que hablo sobre qué hacer cuando nos salimos de presupuesto.

Establece las categorías de tu presupuesto

A continuación, debemos pensar en qué vamos a gastar ese dinero. Y para que sea más fácil hacerlo, vamos a diferenciar entre dos tipos de gastos:

  • Gastos fijos: suelen ser facturas, o cantidades fijas de ahorro cada mes.
  • Gastos variables: son gastos que pueden ir cambiando a lo largo de los meses: alimentación, salir a comer fuera, etc…

Te recomiendo que hagas un listado con cada categoría en función del tipo de gasto que sea. Por ejemplo, tal y como hago yo en el vídeo, podríamos separarlos así:

Gastos fijos Gastos variables
DeudasAlimentación
Gastos de casaGasolina
SaludSalir por ahí
ProvisionesCompras
Mascotas
Colegio
Ahorro
Ejemplo de categorías por tipo de gastos para hacer un presupuesto mensual

Las categorías las estableces tú, pero sigue siempre esta regla: que no sean demasiado genéricas como para no saber a qué se refieren las cantidades, y que no sean demasiado detalladas, como para tener tantas categorías que te sea difícil hacer un análisis.

Yo te recomiendo que empieces a asignar cantidades a las categorías fijas. De esta forma sabes cuánto te queda para el resto, y sabes también cuánto dinero asignar a cada una de ellas.

Vale, pero ¿cómo saber cuánto dinero debo asignar a cada categoría? Es fácil, descarga de tu banco los movimientos de los últimos tres meses y organízalo según las categorías que se correspondan con tu economía, además de hacerlo según tipos de gastos, como hemos visto arriba.

Si necesitas ayuda para organizar mejor los históricos del banco, te recomiendo que veas el curso de Presupuestos que hay en mi escuela de finanzas, donde te ayudo a organizar las finanzas de los últimos meses para empezar a hacer lo mismo con las actuales.

La idea es que vayas “gastando” el dinero que tenías asignado en un principio en cada categoría hasta que no te quede nada, tal y como hago en el siguiente vídeo:

Qué ocurre si un mes te sales de presupuesto

Bueno, ahora que ya tenemos claro cómo empezar a hacer un presupuesto en la teoría, vamos con lo que pasaría en la práctica.

¿Qué ocurre si habías asignado 300€ a alimentación, por ejemplo, y finalmente debes gastar 350€?, ¿tendríamos que aportar más dinero a esta economía?

La respuesta es no. No hay que aportar más dinero, de lo contrario caemos en el efecto saco roto.

Lo que debemos hacer es coger esos 50€ que hemos gastado de más de otra categoría en la que no hayamos gastado todavía todo.

El truco para que siempre haya alguna categoría con dinero sobrante, es dividir el gasto por categoría por semanas. Obviamente sólo lo haremos de las categorías variables, que serán las únicas con las que podremos jugar.

Dividiendo las cantidades entre 4 o 5, dependiendo del número de semanas que tenga el mes, conseguimos acotar todavía más la cantidad que debemos gastar en cada semana.

De esta forma, si en Salir por ahí tenemos 100€, podremos gastar 25€ a la semana, por lo que, durante dos semanas, no podremos gastar nada, para transferir ese dinero a la categoría de Alimentación.

Ten cuidado con la categoría de alimentación. Se suele ir mucho dinero aquí, sobre todo si haces la compra semanal en grandes superficies. Te recomiendo que leas este artículo sobre cómo ahorrar dinero en comida.

Conclusiones

Hacer un presupuesto no es difícil si sabes cómo empezar. El lienzo en blanco siempre es complicado, pero si tienes un método es sólo cuestión de práctica ir mejorando la situación financiera.

Te recomiendo que te fijes en las cantidades que vas poniendo cada mes, porque te darán una pista para saber por dónde tirar. Incluso, cuando lleves un año, verás que hay tendencias en algunos meses, por ejemplo, en noviembre y diciembre se suele disparar el gasto en Compras, por el Black Friday y las Navidades. De la misma forma que los Gastos de Casa es posible que bajen durante los meses de verano, ya que no hay gastos en calefacción.

Y si necesitas un método pautado, te recomiendo que entres en mi Escuela de Finanzas, donde te enseño cómo organizar con éxito tu dinero en 8 pasos.

Valora este contenido (me ayudarás a mejorar los próximos posts)

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}
>